Peligro inminente

Cuando la desesperanza llega al corazón, la mente busca una salida, aunque no siempre sea lo razonable y cuerda que cabría esperar. Cuando la desesperanza llega al corazón, surge el miedo, como cuando nos persigue un animal salvaje en plena selva. Estos mecanismos hacen estallar bombas de adrenalina dentro de nuestro cuerpo. Entramos en un estado de emergencia que nos transforma en seres con fuerza y destreza inimaginables, para combatir ese peligro que amenaza nuestra supervivencia.

http://www.laopiniondemalaga.es/malaga/2013/05/06/los-ajustes-amenazan-la-supervivencia-de-la-ley-de-dependencia/585693.html

Un ejército de uno

Un millón cuatrocientas dos mil ochocientas cincuenta y cuatro personas firmaron la solicitud de iniciativa legislativa popular contra los desahucios, promovida por la PAH. Ni escribiéndola a letra consigo darle a la cifra la importancia que tiene: ejercer la democracia real y obligar a que se tramite una ley que acabe con el genocidio social de los desahucios. Es tanta la fuerza que tienen ese millón cuatrocientas dos mil ochocientas cincuenta y cuatro personas, que incluso han conseguido doblegar al partido del Gobierno y obligarle a levantar el veto sobre la iniciativa.

El RotoQuizá estemos ante la pesadilla del político: un país donde los ciudadanos participen en algo más que en el trámite electoral de cada cuatro años; pero no debemos ser ingenuos. A la iniciativa legislativa aún le queda un largo recorrido. Posiblemente sea absorbida por la burocracia, desnaturalizada por el debate partidista y finalmente aprobada en forma de parodia de sí misma. Sin embargo, lo ocurrido nos muestra la importancia de cada ciudadano, el poder que cada uno de nosotros tenemos para intervenir en los asuntos públicos y la responsabilidad en que incurrimos al delegarlo en los políticos y desentendernos.

Ejerzamos ese poder. Cada uno en su micro-universo, pero dando siempre la batalla. Como un ejército de uno.

El camino de la dación en pago

La iniciativa ciudadana de recogida de firmas a favor de la dación en pago ha comenzado con esperanza su trámite. El Congreso ha votado discutirla por unanimidad (el PP ha cambiado su voto en el último momento).

Mientras, la calle era un hervidero, y se conocía la noticia del suicidio de una pareja de jubilados en Mallorca debido a su inminente desahucio.

La semana pasada, Ada Colau, representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, compareció en el Congreso con decisión (un fragmento):

Esta fue parte de la respuesta del “ofendido” presidente:

Y cómo acalló lo que no le interesaba:

Para quien desee ver la comparecencia completa de Ada Colau:

https://www.youtube.com/embed/LtNBnc6khHg?rel=0

(Paz Monserrat nos envió el enlace de este vídeo)

El peligro

de Jesús Esnaola

Foto de El Mundo (fragmento)

Foto de El Mundo (fragmento)

Son algo más de las doce de la noche y la grieta ha dejado de crecer. Recorre la calle Mayor a lo largo de más de ochenta metros y ha alcanzado en algunos puntos hasta setenta centímetros de anchura, lo que la convierte en un riesgo evidente. El alcalde ha decidido establecer un perímetro de seguridad vallado y pide voluntarios para la vigilancia.

Yo superviso las acciones y no dudaré ni un segundo, si la situación lo requiere, en golpear con una pala la cabeza de los insurgentes del abismo si se les ocurre subir al pueblo.

No me lo creo

rajoyLo siento, Sr. Rajoy, ya no me vale su comparecencia ante las cámaras para hablarnos agazapado detrás de sus gafas y su máscara de falso líder. No me lo creo, no me creo su discurso asegurando una y otra vez que todo es falso. No estamos sordos, no hace falta repetir. Estamos hartos de tanta mentira, de tantos eufemismos, de tantos discursos preparados por expertos. Con sus medias verdades y sus mentiras completas han agotado la paciencia de los españoles.
Ya no estamos en la época de Franco, donde se podía convencer con buenas palabras a una población analfabeta sedienta de esperanza. Por suerte, nuestro sistema educativo (que ustedes pretenden destruir) nos ha vuelto críticos. Ahora, para convencerme de que no ha habido sobres y dobles sueldos quiero que denuncie, que lleve a los jueces a los periodistas que han sacado a la luz la famosa lista, ahora quiero que sea la justicia la que diga quién es el mentiroso. Ya no me valen sus discursos, Sr. Rajoy.

Viejas maneras

La limitación del pago en efectivo a 2500 euros entre empresas y profesionales entró en vigor a finales del 2012. Hace falta pasta, y la van a buscar en cualquier parte excepto en sus propios bolsillos.

Me ha llamado la atención que la Agencia Tributaria haya habilitado en su web una pestaña de denuncia para aquellos que, habiendo sido parte en el fraude, quieran denunciarlo antes de los tres meses y, como en las películas de policías, queden exonerados de la multa. Me puedo imaginar a quien estafaba a Hacienda, cogido de la mano de su socio, denunciando ahora al cómplice por hacer negocios con la competencia, irse con la secretaria o ser más guapo.

Me parece muy propia de este gobierno la cultura de la puñalada, el chivatazo y la venganza.

¿Habilitarán también una pestaña para denunciar a empresarios esclavistas, políticos corruptos o banqueros mentirosos?

 http://www.elmundo.es/elmundo/2012/11/19/economia/1353303877.html